1º Encuentro Estatal de Municipios del Bien Común. Resumen

M-EBCLos días 23 y 24 de Noviembre de 2013 se celebró en Madrid el el 1º Encuentro Estatal de “Municipios del Bien Común”. En Medialab-Prado.

El encuentro fue una muestra de que es posible poner la política municipal al servicio de las personas. Diez municipios contaron lo que están haciendo. No prometieron ni expusieron sus programas, sino que mostraron lo que ya han puesto en práctica.

El sábado 23 se vieron políticas municipales que promueven valores éticos, democráticos y de sostenibilidad, como la reducción drástica de residuos, la participación ciudadana, la utilización energías renovables, la lucha contra la pobreza energética, la justicia social dentro del propio ayuntamiento en la gestión del trabajo y remuneraciones, o la justicia dentro del municipio a través del cobro de impuestos, la promoción de empresas que aboguen por el bien común, la puesta en práctica de huertos municipales y la promoción de microempleos relacionados con los frutos de las huertas, o con la promoción de servicios de ocio creativo.

Participaron diez municipios de ocho provincias: Miranda de Azán (Salamanca), Carcaboso (Cáceres), Orendain (Guipuzkoa), Santa Lucía (Las Palmas), Rubí (Barcelona), Muro de Alcoi (Alicante), Alboraya (Valencia), Municipio Bocema [Matalpino, El Boalo, Cerceda], Navalagamella y Rivas Vaciamadrid (Madrid), el domingo además se proyectó el video grabado por Paolo Angelli, que nos habló de la situación de los municipios pioneros del Bien Común desde Italia.

Dar visibilidad a estas políticas es contradecir la visión generalizada de que la política sólo sirve para favorecer a los mercados. En el encuentro se dieron cita ciudadanos y políticos que no estaban tan distantes entre sí como solemos pensar. Políticos que saben contar con la ciudadanía a la hora de tomar sus decisiones, y ciudadanos comprometidos con la política en sentido amplio.

El domingo 24 Christian Felber, el austriaco autor del libro “La Economía del Bien Común”,  y precursor del movimiento, nos habló de la Economía del Bien común en los municipios y nos animó a dar a conocer toda esta red. Después Nestor Gacía Montes, de la red CIMAS, expuso su larga experiencia en la participación ciudadana y nos guió en la construcción participativa de un índice de calidad de vida municipal.

Como conclusión, en el encuentro se dio la palabra a los municipios, que llegaron al acuerdo de comenzar la andadura de una red de Municipios del Bien Común. Algunos de ellos considerarán la posibilidad de convertirse en Muncipios del Bien Común. Hasta ahora, únicamente dos de ellos (Carcaboso y Miranda de Azán) han aprobado en sus plenos ese acuerdo. Además, a partir de aquí se pretende que las buenas prácticas expuestas en el encuentro sirvan de modelo tanto a los propios participantes de estas jornadas como a futuros miembros de la red.

Anuncios

1º Encuentro Estatal de Municipios del Bien Común

Los próximos días 23 y 24 de Noviembre de 2013 tendrá lugar en Madrid el 1º Encuentro Estatal de “Municipios del Bien Común”. En el Medialab-Prado.

Los objetivos a conseguir con el evento son los siguientes:

Detectar Buenas prácticas municipales EBC.
Conocer el desarrollo participativo de un “índice de calidad de vida municipal”.
Conectar los distintos Municipios del Bien Común.
Publicar la existencia de Municipios del Bien Común.
Conseguir compromisos de los participantes con la EBC.

Los Municipios participantes, provenientes de todo el Estado, expondrán buenas prácticas -que ya están aplicando- acordes con la filosofía del Bien Común. De esta forma pretendemos visibilizar un tipo de políticas ya en marcha en el ámbito municipal, y que muestran que es posible poner la economía al servicio de las personas.

El domingo 24 contaremos con la presencia de Christian Felber, el promotor del movimiento y el portavoz más mediático.

Eventos como éste pueden ser la excusa perfecta para unir fuerzas y dar al mundo buenas noticias de cambio.

 

Consigue las entradas para el evento!

Pincha aqui para conseguir una entrada para el 23
Pincha aquí para conseguir una entrada para el 24

 

Image

¡Salvemos a las personas, salvemos el euro! – Parte II

Si ayer os contamos, por alto, de que iba el nuevo libro de Christian Felber ¡Salvemos el Euro!, hoy veremos la perspectiva de los participantes…

De izquierda a derecha: Paco Álvarez, Cristina Asensi, Christian Felber, Alex Mora, Beatriz Talegón y Mónica Oltra

De izquierda a derecha: Paco Álvarez, Cristina Asensi, Christian Felber, Alex Mora, Beatriz Talegón y Mónica Oltra

Para Cristina Asensi (Attac) el euro no está ni ha estado en peligro, está al servicio de la élite financiera. El BCE, que tiene prohibido financiar a los Estados, financia con tipos bajos a los mercados que luego prestan el dinero, a tipos más altos, al Estado. Los mercados son personas con nombres y apellidos. “Es un problema político, no económico”. La pretensión del libro que se presenta es “salvar a las personas” de ahí, su interés y su pertinencia.

Para Mónica Oltra (Compromís) no hay que esperar a ganar las elecciones; reivindica “lo pequeño frente a lo macro” y que más que salvar el euro, “rescatamos personas”. “No nos equivoquemos – nos dice – hay mucha gente que está ganando mucho dinero”. El libro “da respuestas” y, las compartas o no, “necesitamos modelos”. El libro desnuda el dogma neoliberal y la relación amoral Alemania-Grecia. “La falta de democracia siempre nos ha salido más cara al pueblo”, nos dice casi para concluir su argumentación de que tras la crisis hay un desmantelamiento democrático.

Beatriz Talegón (Juventudes Socialistas) está de acuerdo en que hay una estrategia de destrucción del sistema democrático y frente a ello propone que en lugar de que baje la participación – no por ello los elegidos dejaran de serlo – aumente, y anima a crear nuevas opciones o cambiarlas desde dentro. Pone el acento en que lo están pagando las rentas del capital y que no todo es gasto: la sanidad y la educación, por ejemplo, son inversiones.

Paco Álvarez (emisario de la Economía del Bien Común) nos invita a reflexionar sobre la misión del FMI o del Banco Mundial tal y como recogen sus webs – evitar las crisis financieras, erradicar la pobreza en el mundo,… – y se pregunta irónicamente si es que son inútiles. Refiriéndose a la economía actual, “porque hay que rechazarla, hay que hablar de ella”. Hay que pensar. “Tenemos un poder”, nos recuerda, podemos actuar mediante el consumo, por ejemplo. Si repruebas sus políticas empresariales, date de baja del servicio. “La deuda de hace 10 años la hemos pagado 3 veces”, nos comenta Paco en el debate.

A preguntas del público.
Christian Felber nos dice que para él la máxima prioridad es la de que escribamos una constitución democrática, siendo el pueblo soberano la última instancia al escribir las reglas del juego.

Defiende además que hay que propiciar el acuerdo para salir juntos a la calle el mayor número posible.

Respecto a las responsabilidades de los ciudadanos, Cristina Asensi es partidaria de hablar de grados, eso sí, con diferencias sustanciales, a lo que Paco Álvarez apunta que hay un tremendo “desequilibrio en quiénes han pagado por su pecado”.

Estuvimos siguiendo con interés – la sala estaba llena – la presentación del libro y el debate, que duró algo más de dos horas y media. Muchas gracias, Christian, por tu trabajo.

¡Salvemos a las personas, salvemos el euro! – Parte I

El viernes 12 de abril de 2013, se ha presentado en el Círculo de Bellas Artes de Madrid el nuevo libro de Christian Felber ¡Salvemos el euro! El autor de La Economía del Bien Común , nos entrega otro libro que, no sólo ha sido traducido,  sino además actualizado y adaptado para  la realidad y lectores de España.

A la presentación asistieron el mismo Christian Felber; el prologuista del libro y emisario de la Economía del Bien Común, Paco Álvarez Molina; la delegada de Attac España Cristina Asensi; la diputada por Valencia de Compromís Mónica Oltra; la Secretaria General de la Unión Internacional de Jóvenes Socialistas Beatriz Talegón; y un representante del Grupo Editorial Anaya. Como moderador estuvo nuestro compañero Alejandro Mora, economista y miembro de los nodos Organización y Municipios, del Campo de Energía de Madrid por la EBC.

De izquierda a derecha: representante de la editorial Anaya, Paco Álvarez, Cristina Asensi, Christian Felber, Alex Mora, Beatriz Talegón y Mónica Oltra

La primera referencia fue para un gran simpatizante de la Economía del Bien Común también invitado a este acto, invitación que le encantó pero que se vio obligado a rechazar por orden médica (si bien que a final, otro compromiso inaplazable no le hubiera permitido estar de todas las formas…):  José Luis Sampedro, de quién nos acordamos todos y agradecimos su tesón, entusiasmo, sabiduría, coherencia, esfuerzo y ejemplo.

Sigue leyendo

A solas con Christian Felber – Parte II

Siguiendo con nuestra conversación de ayer con Christian Felber…

Campo de Energía de Madrid: La corriente de la psicología evolucionista defiende que el ser humano no ha evolucionado (o lo hizo muy poco) desde hace 20.000 años, que somos las mismas personas que fuimos diseñadas para vivir cuando nuestra especie la componía unos cuantos grupos de miles, que vagaban por las sabanas de África…Christian en el 2º Encuentro Estatal

Christian Felber: ¡Nada de acuerdo! Para mi la evolución es continúa, no tiene  botón de stop y, aunque se frenara la evolución del genoma, creo que la conciencia sigue siempre evolucionando. Además creo que hay hasta pruebas científicas de ello.

CEM: Pues también dicen los evolucionistas que el ser humano es un animal que desea e intenta desesperadamente hacer su vida tan rutinaria y estable como le es posible, aferrándose a presunciones y paradigmas fijos, mientras que el mundo sigue cambiando ininterrumpidamente. ¿Nos resistimos a los cambios?

CF: Nuestro grado de resistencia al cambio depende del estado de conciencia en el que uno se encuentre. La evolución de la conciencia que comparto es, de abajo hacía arriba, la ego-conciencia, la etno-conciencia, la conciencia mundial y la conciencia universal. Así que, cuanto más arriba (cerca de la conciencia mundial) esté tu conciencia, menor será tu resistencia al cambio.

CEM: ¿Crees que la educación académica juega un papel fundamental para desarrollarnos?

CF: Desarrollo personal y educación académica son dos cosas distintas. Actualmente, el mayor daño en la humanidad lo hacen las personas más “educadas”. Lo veo muy claro. Porque lo decisivo no es el grado de inteligencia pero el grado de apertura del corazón, pues cuanto más abierto está tu corazón más puedes contribuir a la humanidad, independientemente del nivel de educación académica que hayas disfrutado. Estás más conectado, más empático, más compasivo, más cooperativo, más generoso. La educación puede tener efecto para ambos lados: puedes convertirte en una máquina egoísta y destructiva. Que no pase, va a depender de la apertura de tu corazón y del estado de desarrollo de tu conciencia. En la educación académica, depende del tipo de esta: si es holística, si integra la ética, también lo sensual (los sentidos), o si son conocimientos muertos.

CEM: Por cierto, tengo curiosidad: ¿como se pasa de un máster en Filología Románica a dar clases de Economía?

CF: (risas) Se explica muy fácilmente: quería estudiar “universología”, en las universidades. La palabra “universidad” viene de “un sólo verso”, universo, significa que todo lo que podemos percibir, sentir o reconocer, es un Todo coherente, eso quiere decir universo y la universidad debería ser un sitio donde estudiar ese Todo coherente. Pero a día de hoy eso no se puede, sólo se pueden estudiar partes del Todo, y partes cada vez más pequeñas. Por eso les llamo “multiversidades”, “poliversidades” o incluso “perversidades”, pues se ha pervertido (que es lo mismo que invertido) el sentido originario de la universidad. Y estas pequeñas fracciones, secciones, no me interesan. Me aburren, son sosas. Y la Economía, tal como se imparte hoy en día, es aburrida porque está reducida a pocos pensamientos y se va en una dirección de la sistematización cada vez más estrecha y es peligroso. La sistematización la observamos en la preponderancia del sistema financiero que no tiene ninguna conexión con la vida, con los productos, con la satisfacción de nuestros ideales, con las buenas relaciones laborales y los mercados… Me parece un gran peligro esa desintegración del holismo universitario, por eso me ocupé de la Economía desde un enfoque holístico. Y por eso fundé organizaciones como Attac, escribí libros, y eso le ha gustado tanto a la Universidad de Viena que me preguntaron si no quería dar clases. Así soy profesor asociado de una asignatura que se llama “globalización y alternativas económicas.

CEM:  En tu libro La Economía del Bien Común (ed. Deusto), propones 6 contenidos básicos para cualquier curso escolar: educación emocional, educación ética, educación para la democracia, educación para descubrir la naturaleza, conocimiento del cuerpo y educación comunicacional. En esta última, se aprendería “sobretodo a escuchar. A prestar atención, a tomar en serio, a discutir objectivamente sin ofensas personales o valoraciones”, que son actitudes en falta hoy en día. ¿Crees posible una economía del bien común si no aprendemos a comunicar?

CF: No, de ningún modo. Tiene que ir uno de la mano del otro.

A solas con Christian Felber – Parte I

El pasado mes de Febrero, tuvimos la suerte de contar con la presencia de Christian Felber en el 2º Encuentro Estatal de España de la Economía del Bien Común (EBC), y más suerte todavía que – a pesar de la paliza que se había dado viajando en coche el Sábado desde Murcia a Madrid, y la que le esperaba el Domingo de viaje a Alicante para más compromisos EBC – haya accedido a concedernos una entrevista. Ahora, con la excusa de su regreso para presentar su último libro “Salvemos el Euro” este 12 de Abril, a las 19:00 en el Círculo de Bellas Artes, aquí publicamos la primera parte de esa charla distendida sobre la Europa de las dos marchas, la corrupción y la educación.

Christian Felber en la cafetería del Hotel Opera, Madrid

Campo de Energía de Madrid: Christian, últimamente los argumentos que escuchamos en contra de la EBC es que “es un modelo creado por Austríacos, no triunfará en un país de pícaros y pillos”. Crees que ¿pasamos de la dicotomía “capitalismo vs. comunismo” a una nueva “Europa del Norte vs. Europa del Sur”? ¿La famosa Europa de las 2 marchas?

Christian Felber: Los fundamentos, principios e ideas de la EBC son universales, existen ya desde hace tiempo y seguirán existiendo en muchas partes del mundo. En las filosofías, religiones, espiritualidades… Por ejemplo, el producto nacional de la felicidad de Bután; los valores y reconocimientos del budismo; el ecofeminismo, que es un fenómeno global; la ecología profunda, otro fenómeno global; las ecoaldeas, existentes en todo el mundo, y luego contiene algunos pensamientos de la ilustración, del pensamiento liberal, del cristianismo, etc. Todos son fundamentos más o menos universales, no exclusivos de Austria. La única contribución Austriaca fue la recopilación de todos ellos, y la recomposición,  algunos ajustes como volcar de cabeza el pensamiento económico en cuanto a fines y medios políticos. Pero, considerando el trasfondo y fundamento, son ajustes considerablemente pequeños por lo que no veo ningún impedimento a que se extienda por España, América Latina, o cualquier parte del mundo.

CEM: En este momento en España están saliendo a la luz incontables casos de corrupción, y siempre tenemos la sensación de que esto no pasa en los países del norte de Europa. ¿Tenéis corrupción en Austria?

CF: En Austria hay muchísima corrupción. Hay el caso del ex-ministro de finanzas austriaco, que parece que es el mayor evasor fiscal de siempre; el ex-ministro de interior y eurodiputado aceptó sobornos para legislar a favor de la industria; también el marido de una ex-ministra está acusado de negociar con armas; los más altos cargos de la compañía nacional de teléfono están acusados por fraude, etc. Estamos contagiados por la corrupción.

CEM: ¿Se hace algo al respecto?

CF: Antes no eran ni considerados como crimen, había impunidad pues si los fiscales, jueces, ministros y hasta medios de comunicación, callan y miran hacía el otro lado, los corruptos estaban impunes. Ahora es cuando la sociedad exige más, y los tribunales están más concienciados al respecto, así que esperemos que alguno cumpla condena.

Mañana más… 😉